Cristina Zuñiga | Ballet Magnificat

“Un día el Señor me habló y me dijo que El me quería para El, que su deseo era que mi vida y mi profesión fueran dedicadas para El y no para el mundo, la decisión fue difícil porque eso significaba morir a uno mismo, era dejar mis propias aspiraciones humanas y las de mi querida madre a un lado y aceptar las aspiraciones que Dios quería para mí”.

“A lo largo de mis años he comprobado que no me equivoqué y que Dios tampoco se equivoca y que El tiene grandes planes para nosotros, aunque al inicio no lo entendamos o no veamos claro el sendero”

Cristina Zúñiga inició sus estudios desde los 7 años de edad, tanto en la disciplina del ballet como de la danza y bailó diferentes coreografías de ballet por alrededor de 8 años, luego a la edad de 19 años empezó su carrera como profesora de ballet clásico para diferentes niveles.

Más tarde complementó sus conocimientos al graduarse de la Escuela de Danza de la Universidad Nacional de Costa Rica. Al inicio de su carrera se le abrieron muchas puertas en el ambiente de la danza en Costa Rica, pero Cristina sentía en su corazón el ardor y la firmeza de ofrecer su talento para alabar al Señor Jesús, para llevarlo a otros y para expresarle al Señor cuanto lo amaba, por eso decidió bailar para el Señor y hacer de su Academia la primera Academia de Ballet cristiana en Costa Rica.

También participó en el Proyecto de Ballet Juvenil Costarricense, dirigido por los maestros de la Escuela Cubana Pedro Martín Boza y Hania Rosales, recibió clases de danzas hebreas con la profesora judía Goldie Pochner.

En el año de 1994 Cristina tuvo la oportunidad de participar en el Congreso de Música Católica Hossana en los Estados Unidos y ahi conoció a un grupo de religiosas llamadas “Siervas de nuestro Señor Jesucristo” y al verlas bailar y al poder compartir con ellas confirmó que el Espíritu de Dios se estaba moviendo y se sigue moviendo para poner en diferentes corazones y personas el deseo de abrir espacios para desarrollar el arte de la danza y el ballet para Dios.

En Julio del 2004 participó en el Taller de Verano organizado por el Ballet Magníficat de los Estados Unidos, primera Compañía de Ballet Cristiana en el mundo, en ese tiempo aprendió más acerca de la técnica del ballet con énfasis cristiano y nuevamente confirmó que Dios está queriendo una danza nueva para su pueblo.

Cristina ha sido directora de la Escuela de Ballet Magnificat de Costa Rica por 18 años, dirigió el Ministerio de Danza Banot Jorin por 13 años y la compañía del Ballet Magníficat por 4 años.

Como bailarina, ha participado en diferentes eventos a nivel nacional e internacional: Congreso de Música Católica Hossana-USA en dos ocasiones, en obras musicales con el grupo Senderos como “Epifanía”, “Gracias” y “Nace Jesús”y con la Academia Magnificat en los diferentes Festivales Nacionales de Danza Infantil y Juvenil, en el Festival de la Expresión Joven, en el Multifestival David 2005 en Costa Rica.

En el 2.010 hizo el papel de Temerosa y Gracia y Gloria en la obra original “Anhelo del Corazón”. En Junio del 2.011 interpreta el papel de Rencor, Trigo y Cuerpo de baile en la obra “Anhelo del Corazón” en su II Temporada.

Como coreógrafa ha creado obras originales como:

  • “Anhelo del Corazón” 2010 y 2011, inspirada en el libro “Pies de Ciervas en los Lugares Altos”, de Hannah Hurnard, obra que incluye música totalmente original.
  • “Tal como Eres” en el 2008, inspirada en el libro Tal como Eres de Max Lucado
  • Lugar Santísimo en el 2006, inspirada en el Tabernáculo de Moisés
  • Shekiná 2002, estudio acerca de la presencia de Dios en medio de su Pueblo

Cristina da su testimonio en esta área de la coreografia: “realmente todo lo ha dirigido, inspirado, coordinado y creado el Espíritu Santo; nuestro Señor Jesús dijo: “pero cuando venga el Espíritu de la Verdad, él les dará a concocer todo”… y así lo ha hecho, esta es su obra y yo sólo quiero ser su sierva”

Ver más colaboradores