María Teresa Zúñiga | Ballet Magnificat

Este Ministerio ha contado desde sus inicios con la gran bendición y la invaluable colaboración de María Teresa en el campo de la confección de vestuarios para las presentaciones del Ballet Magníficat.

María Teresa tiene 17 años de confeccionar los vestuarios y uniformes de este Ministerio, y más de 20 años de hacer trajes de danza, teatro y ballet para diferentes grupos del país. Toda esta experiencia se ha traducido a lo largo de los años en excelentes resultados en relación a los vestuarios del ballet, al punto de que muchos de los padres de familia y del público en general se asombran de la belleza del vestuario de las presentaciones, muchas veces hasta por su misma sencillez pero buen gusto.

María Teresa siempre trabajó en fábricas de maquila, pero con el correr de los años  empezó poco a poco a aprender más de trajes de ballet y “tutús” pues su hija Cristina empezó a solicitarle que se los hiciera.  Luego ella en el año 1.999 tomó la decisión de dejar su trabajo en una fábrica de ropa, con el fin de ayudarle a su hija con el cuidado de su hija Mary Paz, para que Cristina se pudiera dedicar tiempo completo a este Ministerio.

Con los años, podemos constatar que el plan de Dios era que María Teresa también fuera parte del equipo de trabajo del Ballet Magníficat, ya que además de cuidar a su nieta ella tuvo más tiempo para trabajar en lo que ella siempre había sido buena, la costura, y poner sus talentos y dones al servicio del Señor, actividad que ha realizado desde la fundación de la Academia y que hoy por hoy, lo sigue haciendo con un gran amor, entrega y excelencia.

Unas pequeñas palabras de su hija Cristina: “Gracias Tita Tere por poner al servicio de Dios tu talento, cada vestuario lleva tu sello personal y Dios ha multiplicado tus dones…, gracias por todo tu apoyo”.

Ver más colaboradores