Testimonios

Testimonios de Alumnos

Carolina Carvajal (Avanzadas y Profesora, 2012)

Fuimos creados para adorar, para glorificar al creador cada día de nuestras vidas, mediante cada acción que realizamos, cada palabra que proclamamos, cada obra que hacemos. Y es justamente eso lo que he encontrado aquí, en el Ballet Magníficat se respira paz, se respira el mismo amor. Ese AMOR es tras el cual cada uno de nosotros corre y desea alcanzar, y aquí encontré mi primer amor, el amor del Señor que me sedujo desde niña y me llamó a danzarle desde el corazón, transmitiéndolo a través del movimiento.

Aquí está mi vida, aquí están mis más sinceras amistades, aquí están mis mejores recuerdos, mis lágrimas, mis intercesores más fervorosos, una gran parte de mi tiempo.

En esta academia he encontrado además un refugio, una familia, un soporte en los momentos más difíciles de mi vida y un camino, sí, una forma de vida diferente, en la que he podido reír, disfrutar, bailar, aprender, crecer, descansar, fortalecer mi espíritu, ejercitar mi cuerpo, y sobre todo, ir construyendo mi vida en torno a mi más grande llamado: SER UNA ADORADORA EN ESPÍRITU Y VERDAD.

Verónica Carvajal (Avanzadas y Asistente, 2012)

La excelencia y la tenacidad son importantes en la Academia, pues el hecho de bailar para adorar al Señor se ha vuelto un estilo de vida y exige un compromiso por parte de cada alumno para entregar lo mejor en el salón de clases y en cada puesta en escena en que participamos. Y es que el espíritu se vuelve libre, para danzar y ofrecer lo mejor, para moverse en torno a Él y con él. No sólo le entregamos la delicadeza de nuestros brazos y la fuerza de nuestros pies, sino todo lo que somos y tenemos, para que tome nuestra alma y la moldee conforme a su voluntad, para que apaciente y fortalezca nuestro carácter y nos haga ser testimonio vivo de su presencia.

Ha sido todo un reto dejar lo que el mundo y la fama nos ofrecen para decir sí al arte con un sentido diferente, pues parece atractivo para muchos el hecho de sobresalir y ganarse los aplausos de la gente; sin embargo, aquel que conquista nuestro corazón nos ha hecho gozarnos en su palabra y descubrir en la academia lo que tanto buscamos y necesitamos para crecer y sonreír.

Lidia Elena Echevarría (Miembro de la Compañía y Profesora, 2012)

En este lugar aprendí también a conocer lo que ha hecho posible que este don exista, que exista y que esté en mí a pesar de todas mis limitaciones. He encontrado que quienes me enseñaban este don también me enseñaban que algo tan Bello, solo podía provenir de Alguien que entiende lo que somos por dentro, lo que grita dentro de nosotros, todo el anhelo de Belleza, de Bien, de Libertad, …Dios. Las personas que forman parte de esta Escuela, no solo han sido mis maestras de danza, ballet, jazz, sino que han sido mis amigos y mi familia. Han trascendido a acompañarme en momentos de espera, de alegría, de dolor; han “danzado” conmigo también en la vida, enseñándome que todo toma un sentido nuevo cuando se va más allá de la perfección de la técnica y se centra en las personas, en su dignidad y en el valor que tiene su historia, sus cualidades, sus defectos…y en toda la riqueza que constituye su ser amado por Dios al igual que yo misma.

Daniela Mesen (Ballet 2B y Jazz Pre Intermedias, 2012)

Cuando era pequeña me llevaron a varias academias pero en ninguna me sentí bien, no me gustaron, cuando llegué a Magníficat me emocioné mucho y sabía que me gustaría estar ahí. Creo que me ha ayudado saber que he podido avanzar aunque solo pueda estar una o dos veces a la semana.

Amanda Ramírez (Alumna de Intermedias, año 2012)

Mi experiencia en el Ballet Magníficat ha sido de las mejores en mi vida.
Primero, porque a pesar de haber empezado ya un poco más grande de lo que se acostumbra, he tenido la misma oportunidad que cualquier otra persona que haya empezado desde pequeño en Ballet o Danza.

Además ha sido un lugar donde me he desarrollado técnicamente, y ha sido un apoyo muy importante para el ministerio que Dios me ha dado y en el cuál le sirvo en mi Iglesia. Las profes tienen la vocación, la paciencia y sobre todo el amor de Dios para enseñar y me han ayudado a lograr mucho más de lo que yo hubiera pensado realizar.

Realmente es un lugar maravilloso, y una gran bendición de Dios para mi vida.

Nestor Lorío (Alumno de Intermedio, año 2012)

Para empezar fue la respuesta de Dios a varias preguntas y también fue la meta después de una búsqueda que hacia inconscientemente.

Es donde he aprendido que la técnica no es suficiente si no tiene una esencia; el arte por si solo es llamativo y agradable, pero se hace trascendente cuando tiene un sentido y esa esencia incomparable que solo Dios da… Cuando bailo me siento en el cielo y es porque lo he aprendido de los ángeles que Dios puso en esta escuela en forma de profesoras. Gracias por permitirme ser parte de Magníficat.

Michelle Mata (Alumna de Intermedias, año 2012)

Hace casi cinco años entré al Ballet Magníficat para aprender y perfeccionar mi técnica, porque bailar es lo que hago para agradecerle a Dios todo lo que me da y hace por mí…

Ha sido una experiencia preciosa porque en este tiempo he visto la mano de Dios conmigo en todo momento, cada vez que estoy en una presentación expreso mi amor y gratitud a mi Gran Amor, mi Amado Creador.
Me ha hecho crecer y aprender a escuchar lo que Dios quiere para mi vida!

Libny Monge (Avanzadas, 2012)

Me enamoré del lugar y lo que hacían, así que seguí asistiendo una vez por semana. Ese día fue uno de los más importantes en mi vida, incluso puedo recordar la ropa que llevaba. Mi mamá por otro lado también estaba feliz con el estilo de la academia y con los valores que en ella se inculcaban.

Como toda disciplina he tenido que esforzarme y en muchos casos no ha sido fácil, no solo por el esfuerzo físico sino porque hay muchas cosas que se dejan de lado, sin embargo no me arrepiento de todo el tiempo que dedico a bailar ya que el estar en esta academia me ha permitido muchas cosas, no solo desarrollarme como bailarina sino como persona, he conocido persona maravillosas que son demasiado importantes en mi vida y también ha sido una forma de conocer más y estar más cerca de Dios. Definitivamente estar aquí no ha sido casualidad, es algo que tenía que pasar y que me hace más feliz cada día.

Testimonios de Padres

Tati Picado (Mamá de Avril Quirós)

Le damos muchas gracias a Dios por habernos llevado a Cris y su Academia con todo lo que ésta significa. Para nosotras la Academia es otro hogar, una segunda familia que Dios nos ha dado, en donde hemos visto a nuestra hija aprender, crecer, desarrollarse. Lo más valioso para nosotros es que Dios nos ha provisto una nueva familia, en donde crecer espiritualmente, emocionalmente y como personas en general, no sólo para nuestra hija sino para nosotros como padres y familia también.

Lo mejor para nosotros es que todo esto sucede en un ambiente en donde todo se hace para Dios, con la conciencia y el amor de la obra de Dios y eso le imprime un sentido y un valor totalmente diferente y especial.

Todas las personas que ven las presentaciones sienten una bendición especial porque es algo que ellas hacen para Dios y es Él quien obra. Antes de cada presentación, aparte de toda la preparación de semanas que hay detrás en lo técnico, en la disciplina y en el buscar a Dios, ellas tienen un rato de oración para dedicar ese momento a Dios y que sea Él quien las use y se glorifique dando a cada alma lo que necesita. Y es maravilloso después escuchar y poder ver, que Dios lo hace. El que mi hija pueda ser parte de eso, es una maravillosa bendición por lo que damos gracias a Dios.

Igualmente, queremos resaltar que el trabajo en la Academia se ha distinguido por ser de familia, con lo que Mary Paz y Juan Pablo, a quienes también hemos visto crecer, son parte de todo este desarrollo y son una bendición también.

Kathya Calvo (Mamá de Karina)

Esta academia fue la puerta que Dios utilizó para formar y capacitar a mi hija Karina en el ministerio de la danza.

Definitivamente sentí la paz de matricular a mi hija, pues pude mirar en esta academia su meta principal, adorar y ministrar a Dios con el don, el regalo que cada uno de estos alumnos tiene.

Es una escuela donde existen valores morales, espirituales, un lugar donde se les motiva a aceptar y amar a sus compañeras y compañeros por igual, pude mirar la calidad de la técnica en cada clase, ensayo y presentaciones en el teatro. Para mí como madre, sentí una gran alegría de sentir que Dios me dirigió a este ballet, sus profesoras lindas mujeres que se mantienen humildes de corazón y que enseñan con excelencia la técnica de ballet en un ambiente sano y respetuoso.

Agradezco a Cristina la directora de esta academia de ballet, gracias por ser una mujer que te dejas usar por Dios, para trasmitir todo lo grande que tienes, eres una mujer que enseñas con amor acerca de la disciplina, la perseverancia, y la constancia, para lograr una gran técnica como la que tienen en la academia en cada presentación. Gracias porque cada presentación es el reflejo del gran trabajo que todos juntos como equipo les enseñas a realizar, y que podemos disfrutar con la presencia de Dios en cada presentación gracias a esa unidad que tienen. Gracias por multiplicar tu talento en muchas y en muchos, para formar adoradores.

Karla (Mamá de Carolina)

El Ballet Magníficat es una excelente academia de ballet clásico y danza, que fundamenta todo su quehacer en los más altos valores cristianos. Como padres, hemos comprobado que estas características únicas, han sido clave para que nuestra hija Carolina pueda desarrollar en pleno sus capacidades artísticas en la danza, como instrumento de adoración y alabanza a nuestro Señor Jesucristo.

Marcela Castro (Mamá de Daniela Martínez)

Un día nos invitan a ver El arca de Noé presentación realizada por el ballet Magníficat y fue algo maravilloso que toco nuestros corazones tanto el de Dani como el mío, quisimos saber dónde quedaba la academia y solamente una señora nos dijo: creo que en Desamparados..

Con solo que entramos pudimos notar algo muy especial en ese lugar, el trato, el objetivo de la academia, la música cristiana, el hecho de que la aceptaran con sus lentes, el no hacer competencias con otras academias y sobre todo un ballet de Dios! Realmente nos sentimos guiadas por el Espíritu Santo.

Hoy después de cinco años de pertenecer a este maravilloso ballet nos sentimos muy bendecidas, la vida de Dani ha sido tocada de una u otra forma por sus profesoras con amor, dedicación, disciplina y la guía tanto personal, espiritual y técnica de su directora Cristina. Las presentaciones han sido momentos que sé y estoy segura que muchos corazones ese día no fueron los mismos y claro y como siempre lo he dicho, un lugar que es guiado por Dios da fruto y fruto en abundancia. Es un honor para Dani pertenecer a este ballet!

Familia Mesen Herrera (Papás de Daniela Mesen)

En todo este proceso ha sido importante para nosotros como padres, ver la respuesta de Dios a nuestras oraciones, Daniela es feliz y ha ha podido desarrollarse en la danza manteniendo los principios y valores cristianos que le hemos inculcado.

Dios nos ha provisto lo necesario para los costos y nos ha protegido en cada viaje a la escuela semana tras semana durante estos años.

Finalmente en cada presentación junto a sus compañeras de la escuela Magníficat, Daniela ha podido hacer partícipe a sus amistades y familiares dejando en sus vidas, un hermoso mensaje artístico y la Voz viva de que Cristo les ama.

Testimonios de la Web

Karen

Mi más sincera felicitación por su labor evangelizadora por medio de la danza. Es realmente enorgullecedor ver como apoyan el trabajo familiar en el cultivo de la fe y los valores, que tanta falta hacen a la sociedad actual.

He tenido el privilegio de asistir a varias de sus presentaciones, y el gozo, júbilo y paz que se siente en el corazón es inexplicable. Ruego a Dios continúen con esta misión, y que el Espíritu Santo habite siempre en Ustedes, para que logren transmitir el mensaje de Nuestro Señor Jesucristo por medio de su valioso trabajo y esfuerzo

Maria Isabel (Mamá de una alumna)

Deseo expresar mi gratitud por la bella presentación del domingo, mi familia quedó encantada y yo súper satisfecha con los logros de mi hija. Mil gracias por sus atenciones.